WHISKY SINGLE MALT THE MACALLAN 18 AÑOS.

SHERRY OAK CASK

BOTELLA DE 750ml. EN ESTUCHE.

ORIGEN ESCOCIA.

 

 

 

The Macallan 18 years. Cuando pienso en  Macallan las primeras palabras que me vienen a la mente son whisky suave, cremoso y complejo en matices. El secreto para conseguir estos maravillos whiskys de malta reside en la forma de destilar. En Macallan utilizan pequeños alambiques artesanales y aplican el calor de una forma especial que permite que caramelice la cebada malteada. Otro de los secretos de este whisky le proviene de la gran calidad de las barricas que se emplean, las cuales provienen en una proporción muy importante de vinos de Jerez. 

Nota de cata:

Color: Caoba.

Nariz: Frutas y jengibre seco, con un toque de cítricos, vainilla y canela.

Boca: Frutos secos ricos con especias, clavo, naranja y humo de leña.

Final: Completa y persistente con frutos secos y caramelo dulce, jengibre y una pizca de humo de leña.

 

Macallan 18 años es una de las joyas de esta destilería del Speyside. Su suavidad y calmada complejidad lo convierten en una botella imprescindible del fondo de armario de cualquier aficionado al whisky.                 

 

Whisky Single Malt The Macallan 18 Años Origen Escocia.

Whisky Single Malt The Macallan 18 Años Origen Escocia.

WHISKY SINGLE MALT THE MACALLAN 18 AÑOS.

SHERRY OAK CASK

BOTELLA DE 750ml. EN ESTUCHE.

ORIGEN ESCOCIA.

 

 

 

The Macallan 18 years. Cuando pienso en  Macallan las primeras palabras que me vienen a la mente son whisky suave, cremoso y complejo en matices. El secreto para conseguir estos maravillos whiskys de malta reside en la forma de destilar. En Macallan utilizan pequeños alambiques artesanales y aplican el calor de una forma especial que permite que caramelice la cebada malteada. Otro de los secretos de este whisky le proviene de la gran calidad de las barricas que se emplean, las cuales provienen en una proporción muy importante de vinos de Jerez. 

Nota de cata:

Color: Caoba.

Nariz: Frutas y jengibre seco, con un toque de cítricos, vainilla y canela.

Boca: Frutos secos ricos con especias, clavo, naranja y humo de leña.

Final: Completa y persistente con frutos secos y caramelo dulce, jengibre y una pizca de humo de leña.

 

Macallan 18 años es una de las joyas de esta destilería del Speyside. Su suavidad y calmada complejidad lo convierten en una botella imprescindible del fondo de armario de cualquier aficionado al whisky.