WHISKY SINGLE MALT BOWMORE 12 AÑOS.

BOTELLA DE 700ml. EN ESTUCHE!

ORIGEN ESCOCIA.

 

 

Descripción Bowmore 12 años.

Hablar de Bowmore, es hablar de la historia de Escocia.Bowmore 12 años ha sido galardonado con una medalla de oro, tanto en el ISC y IWSC 2009, donde se le calificó como "muy bien equilibrado" y de "una belleza total".

Situada en la isla de Islay, de donde nacen los míticos whiskys turbados que tanto gustan a unos y tanto cuestan a otros. La Destilería Bowmore es una de las primeras en Escocia. A orillas del lago Indaal, en la isla Hebridean de Islay, desde 1779 o incluso antes, la convierte en la primera destilería de la isla (al menos desde un punto de vista legal).

Se trata de una de las pocas destilerías que sigue produciendo su propia cebada malteada girando a mano la tradicional pala de madera. Lo cierto es que el Bowmore de 12 años puede ser una gran iniciación este tipo de whiskys con fuerte carácter. Actualmente la destilería es propiedad, en última instancia, de la japonesa Suntory, aunque hemos de decir que han respetado la esencia y la magia de los mejores whiskys de Islay.

 

Notas de Cata:

Vista:La botella es sencilla, aunque capta a la perfección el aire marinero del whisky de una forma muy elegante. Su color es oro claro. En el vaso y con unas gotas de agua deja ver a la perfección las vetas del licor.

Nariz: Para ser un whisky de Islay, y como ya hemos dicho anteriormente, no es ni de lejos de los más trubeados. Por supuesto, tenemos a un whisky ahumado, pero con ligereza. La turba le concede un fuerte perfume floral. También posee notas cítricas, con matices de café y mucho perfume a malta.

Paladar: Posee un cuerpo medio. Para los que no estén acostumbrados, quizás le sorprenda su sabor a ceniza, a tierra. Sin embargo, es un whisky que pide permiso y al que uno quiere invitar a pasar. Al principio es suave pero luego se torna algo seco. El humo deja paso de una manera casi perfecta, muy equilibrada, al albaricoque y la miel. También podremos notar notas florales (¿violetas?). También pudimos notar sabores como brezos y roble.

Final: Largo pero suave. Pronto el humo deja paso a sabores como las nueces; nos pareció encontrar también sabores marinos, lo que es lógico teniendo en cuenta que la destilería Bowmore esta a escasos metros del mar.

 

Un Single Malt delicado y rico!

Whisky Single Malt Bowmore 12 Años. Islay 700ml. En Estuche.

Sin stock
Whisky Single Malt Bowmore 12 Años. Islay 700ml. En Estuche.

WHISKY SINGLE MALT BOWMORE 12 AÑOS.

BOTELLA DE 700ml. EN ESTUCHE!

ORIGEN ESCOCIA.

 

 

Descripción Bowmore 12 años.

Hablar de Bowmore, es hablar de la historia de Escocia.Bowmore 12 años ha sido galardonado con una medalla de oro, tanto en el ISC y IWSC 2009, donde se le calificó como "muy bien equilibrado" y de "una belleza total".

Situada en la isla de Islay, de donde nacen los míticos whiskys turbados que tanto gustan a unos y tanto cuestan a otros. La Destilería Bowmore es una de las primeras en Escocia. A orillas del lago Indaal, en la isla Hebridean de Islay, desde 1779 o incluso antes, la convierte en la primera destilería de la isla (al menos desde un punto de vista legal).

Se trata de una de las pocas destilerías que sigue produciendo su propia cebada malteada girando a mano la tradicional pala de madera. Lo cierto es que el Bowmore de 12 años puede ser una gran iniciación este tipo de whiskys con fuerte carácter. Actualmente la destilería es propiedad, en última instancia, de la japonesa Suntory, aunque hemos de decir que han respetado la esencia y la magia de los mejores whiskys de Islay.

 

Notas de Cata:

Vista:La botella es sencilla, aunque capta a la perfección el aire marinero del whisky de una forma muy elegante. Su color es oro claro. En el vaso y con unas gotas de agua deja ver a la perfección las vetas del licor.

Nariz: Para ser un whisky de Islay, y como ya hemos dicho anteriormente, no es ni de lejos de los más trubeados. Por supuesto, tenemos a un whisky ahumado, pero con ligereza. La turba le concede un fuerte perfume floral. También posee notas cítricas, con matices de café y mucho perfume a malta.

Paladar: Posee un cuerpo medio. Para los que no estén acostumbrados, quizás le sorprenda su sabor a ceniza, a tierra. Sin embargo, es un whisky que pide permiso y al que uno quiere invitar a pasar. Al principio es suave pero luego se torna algo seco. El humo deja paso de una manera casi perfecta, muy equilibrada, al albaricoque y la miel. También podremos notar notas florales (¿violetas?). También pudimos notar sabores como brezos y roble.

Final: Largo pero suave. Pronto el humo deja paso a sabores como las nueces; nos pareció encontrar también sabores marinos, lo que es lógico teniendo en cuenta que la destilería Bowmore esta a escasos metros del mar.

 

Un Single Malt delicado y rico!