WHISKY BLENDED MACKINLAYS SHACKLETON
  BRITISH ANTARTIC EXPEDITION.

  ¡UN WHISKY CON HISTORIA

CREADO POR RICHARD PATERSON!

 BOTELLA DE LITRO, CON ESTUCHE.


¡IDEAL PARA REGALAR O COLECCIONAR!

ORIGEN ESCOCIA.

 

 

Descripción:

Mackinlays es una réplica casi exacta del whisky que dejó en la Antártida Sir Ernest Shackleton durante su expedición a la Antártida entre 1907 y 1909 y redescubiertos un siglo después. El whisky fue recreado hasta el último detalle en Whyte & Mackay de manera extraordinaria por Richard Paterson. La botella contiene whiskies de Speyside , Islays y las tierras altas, la receta incluso incluye algunos muy raros Glen Mhor de 1983.

Tras el hallazgo de las cajas de whisky olvidadas por Ernest Shackleton en Polo Sur hace 103 años, en su última expedición, la cual, no tuvo éxito, la destilería Whyte & Mackay de Glasgow, actual propietaria de los derechos ha producido una réplica de dicho whisky, una edición limitada para amantes del whisky de malta.

Tres cajas de whisky del explorador pasaron un siglo olvidadas y congeladas en una roca debajo de la cabaña que utilizó como plataforma en su incursión en el polo. Una vez descubiertas, tuvieron que transcurrir otros cuatro años de estrategias antes de que se pudieran extraer con seguridad las cajas, pasar una estancia en Nueva Zelanda, donde se descongelaron las botellas en un laboratorio en condiciones muy específicas, un viaje en jet privado de regreso a Escocia y ocho semanas de rigurosos análisis, pero por fin ha llegado el momento: se ha recreado el whisky de la aventura antártica de Shackleton y está listo para que los simples mortales puedan beberlo.

Paterson esperaba que el whisky tuviese un sabor fuerte, un sabor a turba, que era la moda en ese momento. En cambio, según sus notas de cata, descubrió un whisky con “delicados aromas de manzana triturada, pera y piña fresca. Cuenta con un pellizco de mermelada, canela y coquetea con el humo, el jengibre y el azúcar mascabado (sin refinar)

 

 

Whisky Mackinlays Shackleton Antartic Expedition Escocés.

$21.779,99
Whisky Mackinlays Shackleton Antartic Expedition Escocés. $21.779,99

WHISKY BLENDED MACKINLAYS SHACKLETON
  BRITISH ANTARTIC EXPEDITION.

  ¡UN WHISKY CON HISTORIA

CREADO POR RICHARD PATERSON!

 BOTELLA DE LITRO, CON ESTUCHE.


¡IDEAL PARA REGALAR O COLECCIONAR!

ORIGEN ESCOCIA.

 

 

Descripción:

Mackinlays es una réplica casi exacta del whisky que dejó en la Antártida Sir Ernest Shackleton durante su expedición a la Antártida entre 1907 y 1909 y redescubiertos un siglo después. El whisky fue recreado hasta el último detalle en Whyte & Mackay de manera extraordinaria por Richard Paterson. La botella contiene whiskies de Speyside , Islays y las tierras altas, la receta incluso incluye algunos muy raros Glen Mhor de 1983.

Tras el hallazgo de las cajas de whisky olvidadas por Ernest Shackleton en Polo Sur hace 103 años, en su última expedición, la cual, no tuvo éxito, la destilería Whyte & Mackay de Glasgow, actual propietaria de los derechos ha producido una réplica de dicho whisky, una edición limitada para amantes del whisky de malta.

Tres cajas de whisky del explorador pasaron un siglo olvidadas y congeladas en una roca debajo de la cabaña que utilizó como plataforma en su incursión en el polo. Una vez descubiertas, tuvieron que transcurrir otros cuatro años de estrategias antes de que se pudieran extraer con seguridad las cajas, pasar una estancia en Nueva Zelanda, donde se descongelaron las botellas en un laboratorio en condiciones muy específicas, un viaje en jet privado de regreso a Escocia y ocho semanas de rigurosos análisis, pero por fin ha llegado el momento: se ha recreado el whisky de la aventura antártica de Shackleton y está listo para que los simples mortales puedan beberlo.

Paterson esperaba que el whisky tuviese un sabor fuerte, un sabor a turba, que era la moda en ese momento. En cambio, según sus notas de cata, descubrió un whisky con “delicados aromas de manzana triturada, pera y piña fresca. Cuenta con un pellizco de mermelada, canela y coquetea con el humo, el jengibre y el azúcar mascabado (sin refinar)